Parecía de broma, pero no. Es algo totalmente cierto. El DVD del partido inaugural de la Copa América 2011, Argentina Vs Bolivia, esta a la venta. No fue una goleada de nuestra parte, nisiquiera nos llevamos los 3 puntos. ¿Entonces por qué tanto afán? ¿Cómo explicamos esta nueva fiebre por nuestra, hasta hace un mes, pisoteada y nada confiable Selección boliviana de fútbol?

Empatarle a los anfitriones en el partido inicial es un logro, máxime cuando ésta trae consigo al mejor jugador del mundo, máxime si la susodicha selección es la eterna antipática Argentina. Ahogarle la fiesta a una selección de esas características, es y será siempre un placer. Nadie lo discute.

Pero ¿es acaso que este gusto aparte, esta satisfacción, está cruzando los límites de una celebración? Está entrando en el terreno del exitismo, ese mismo terreno donde lo imaginable cobra vida y asfixia a la razón. No lo digo por ser un tipo agrio, lo digo porque en las últimas 72 horas los medios de comunicación nos han invadido con imágenes del pasado partido, nos han invitado a desempolvar el pañuelito blanco y a bailar esa cuequita hermosa de ‘Viva mi Patria Bolivia’. ¿Cuántos montajes ha visto Usted sobre la fotografía del choque entre Raldes y Messi? Exitismo en estado puro, auspiciado por los periodistas de siempre.

Pero de fútbol… casi nada. O soy yo el único despistado que no percibió algún análisis estrictamente futbolístico de nuestra selección y en base a ello estimar las posibilidades de éxito en el campeonato. No, eso es aburrido. En los nuevos formatos de informativos deportivos, donde a título de frescura nos ofrecen una mala imitación de los programas circenses tipo FoxSports, no queda espacio para ello.

Hay motivos para estar alegres, y estos no sólo provienen de la actitud mostrada en el empate ante la Argentina. Eso ya debe quedar atrás. Las esperanzas provienen del desempeño, hasta ahora, de las selecciones restantes. Como Argentina, ‘tropezaron’ Brasil y Uruguay. Colombia, Paraguay y Chile no mostraron gran cosa.

Como dice Ricardo Bajo, la cosa se va igualando… pero para abajo. Un planteamiento riguroso en lo táctico es capaz de anular a una selección plagada de estrellas. Esto no es nuevo. Lo demostró Grecia en la Euro 2004, por ejemplo. Por ahí van nuestras opciones de éxito. Y quizá sólo por ahí.

Estamos a dos días de un encuentro crucial, totalmente opuesto al que nos bañó de gloria y transformó a los nuestros en los guerreros de la batalla de Termópilas. Ahí hay que salir a proponer, momento de ver nuestra faceta creativa en cuanto a juego ofensivo. Una idea aproximada de cómo se enfrentarán los partidos de local en las Eliminatorias. Un mejor parámetro a considerar antes de embriagarnos de éxito. Ese exitismo que nos lleva del cielo al infierno, sin escalas.

Anuncios

Un comentario en “Nuestra borrachera con ‘La Verde’

  1. excelente analisis, recuerdo bien la algarabia luego del 6 a 1 a Argentina para luego volver a la realidad con el 0 a 1 contra Venezuela, o la euforia que causó la sub20 en Chile para luego volver a la realidad luego de no pasar a la 2a fase. Es que los medios mediocres y la escasez de triunfos de la selección hacen pensar que luego de una hazańa los tiempos malos parecen desaparecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s